La Tribu es un proyecto pionero que introduce el modelo británico de Bosque Escuela (Forest School) por primera vez en España.

Vivimos un momento histórico en el que gran parte de la sociedad, y la infancia y la juventud en particular, se desarrollan en un mundo de pantallas, asfalto y estrés alejados del mundo natural del que procedemos. Lo mismo está ocurriendo con la educación formal y los espacios en que se desarrolla. Es tan preocupante la situación que ya en el año 2009 se acuñó  el término de Síndrome de Déficit de Naturaleza refiriéndose a los problemas de salud, tanto físicos como mentales, provocados por esta deprivación. Al mismo tiempo, la Teoría de Restauración de Atención confirma que la naturaleza ayuda a mejorar la atención y a reducir el estrés mental de quienes la disfrutan.

La Bosque Escuela ofrece la valiosa oportunidad de abandonar temporalmente y de forma periódica las cuatro paredes en las que normalmente se desarrolla la actividad educativa, social y laboral para trabajar aspectos como la creatividad, la comunicación, la independencia, la autoestima, la psicomotricidad, la gestión de situaciones de riesgo y la autorregulación emocional en un espacio diferente, abierto y natural. Esta forma de trabajar busca contribuir al bienestar físico y emocional de sus usuarios al tiempo que estos amplían sus habilidades. Además, la Bosque Escuela permite aplicar, ampliar y consolidar los conocimientos curriculares adquiridos en los centros educativos (matemáticas, lenguaje, ciencia, inglés…). Sumado al desarrollo personal y académico, los participantes de la Bosque Escuela también aprenden sobre supervivencia, vida práctica y resolución creativa de problemas prácticos y conflictos personales.